La Casa

Fundada en 1923 en el edificio que albergara el hospital de peregrinos durante la Edad Media, fue rehabilitado en 1992 respetando la esencia del antiguo Zabala.

Cuenta con una capacidad para 50 comensales distribuidos en dos comedores.

Durante los meses de verano complementamos nuestra oferta con terraza.